viernes, 27 de diciembre de 2013

Tarta Rainbow Cake


Hoy es mi cumpleaños, cumplo 38 años!!!!!!!!!!!!!!! Madre mía como pasa el tiempo!!!!! Y desde que tengo a mi princesa pasa más rápido todavía.

Lo celebramos ayer con la familia como cada año. Y me hice mi propia tarta :) 

Esta tarta desde que la vi hace ya unos años me enamoré de ella por sus colores. Sabéis que en repostería me encanta todo lo que tiene color, de ahí que me enamore de esta tarta cuando la vi por primera vez pero no recuerdo ni donde ni cuando, hace mucho tiempo. La tenía pendiente de hacer y esta ha sido la ocasión ideal para prepararla. Una tarta con un sabor intenso a vainilla, mi ingrediente preferido en repostería.

Os dejo con la receta!

Ingredientes:

-4 claras de huevo
-225gr azúcar
-125gr mantequilla
-270gr harina
-30gr maicena 
-300ml buttermilk (receta aquí)
-1 cucharadita de levadura
-1/2 cucharadita de sal
-1 cucharada de café de pasta de vainilla
-colorantes: violeta, azul, verde, naranja, amarillo y rojo.
-crema de quesos (receta aquí)

Mezclamos la harina junto con la maicena y la sal, reservamos.

Batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que este cremosa.

En el bol ponemos el buttermilk junto con las claras y la vainilla, batimos hasta que cuádruple su volumen. 

Cuando este listo, mezclamos con la crema de mantequilla y a continuación con la mezclas de harinas.

Pesamos la masa y dividimos en 6 partes iguales. Mezclamos cada bol con los colorantes y vertemos sobre los moldes que tendremos previamente engrasados. Introducimos en el horno precalentado a 180º durante 10 minutos.

Dejamos enfriar y vamos rellenando con la cobertura de quesos, primero una capa y luego otra y así sucesivamente hasta que tengamos todas las capas. Terminamos cubriendo y alisando con una espátula. Dejamos enfriar en la nevera 1 hora y estará lista para comer!


Os he querido dejar unas fotos de la celebración de ayer con Topanga y mis sobrinos Iván y Alejandra.

La verdad que fue muy divertido porque después de cantarme el cumpleaños feliz, Topanga se lanzó velozmente a soplar las velas junto con mis sobrinos y me quedé sin soplarlas, fue divertidísimo!

Las volví a encender un montón de veces y no había forma de apagarlas y cuando ya me toco mi turno cuando fui a soplarlas me quedé sin aire y las terminó soplando otra vez Topanga y mis sobrinos.

Una anécdota que nunca olvidaré!





1 comentario:

Andre... dijo...

Felicidades!! pasa un gran dia! :)