martes, 10 de diciembre de 2013

Marron Glacé



Esta receta siempre me ha dado mucho miedo prepararla, nunca me atrevía pero este año me dije, venga Penny intentalo sino sale siempre podrás triturarlo y hacer crema de castañas.

En los mercados todavía disponemos de castañas por lo que os animo a que compréis y las hagáis, no son difíciles de preparar solamente requieren tiempo y paciencia y como os digo sino os salieran siempre podréis triturarlas y hacer crema de castañas pero no os preocupéis porque os saldrán perfectamente.

Vamos con la receta que aunque parezca larga y complicada porque veáis mucho texto, no lo es.


Ingredientes:

-1kg castañas (lo más grandes posibles)
-1,5kg azúcar
-1,5l de agua
-1 vaina de vainilla

Primero de todo lavamos bien las castañas y las secamos. Ponemos en un cuenco apto para el microondas con agua, reservamos.

Hacemos un corte por la parte más de pico a castañas en forma de cruz y las vamos poniendo en el cuenco. Metemos en el microondas durante 5 minutos a máxima potencia. Retiramos dejamos templar un poco y vamos pelando las castañas.

Cuando estén todas peladas las ponemos en un cazo amplio con agua y las ponemos al fuego sin que llegue al punto de ebullición. Dejamos cocer durante 30 minutos con cuidado que no se rompan ni se cuezan demasiado.

En un cazo grande hacemos el sirope, ponemos el agua, el azúcar y la vaina de vainilla abierta, dejamos hervir durante 5 minutos.

Colocamos las castañas en una cesta separadas, no amontonadas y las sumergimos dentro del sirope bien caliente. Dejamos cocer a fuego muy lento durante 10 minutos, sin que llegue a hervir. Retiramos del fuego y dejamos reposar dentro del sirope durante 1 día.

Pasadas las 24h retiramos el cesto con las castañas y volvemos a poner a hervir el sirope durante 5 minutos. Colocamos las castañas dentro y prolongamos la cocción a punto de ebullición durante 3 minutos más. Apagamos el fuego y dejamos reposar 24h más. Así durante 4 días que dura el proceso.

Cuando estén frías del todo ponemos a escurrir en una rejilla procurando poner papel debajo el sirope que suelten y cuando estén secas las envolvemos en papel de horno o en papelillos pequeños de magdalenas. Guardamos en un bote de cristal cerrado herméticamente y estarán listas para comer!

-Nota: Los marron glacé duran bastante tiempo si se conservan bien.
El sirope que sobre lo podéis guardar en un bote de cristal bien cerrado en la nevera y dura como mínimo un par de semanas, es ideal para tartas, bizcochos, cupcakes, etc...


3 comentarios:

laurilla fondant dijo...

qué ricas! nunca he comido castañas así. a ver si me animo y pruebo en casa. Besos!

Rocío (Piuchi) dijo...

te atreves con todo floreta!!! nunca las he comido pero tienen que estar deliciosas, de hecho siempre he oído que son una delicatessen no? un besazo

Sonia Herrero dijo...

Ole y ole por ese marrón glacé tan rico!!!! Es una recta que todos los años digo que voy a preparar en temporada castañera y al final no se por qué nunca hago, yo creo que me daba mieditis y pereza, jajajajaj, pero viendo tu receta igual me animo chica!!!

Un abrazo