martes, 29 de julio de 2014

Tarta de Queso y Galletas de Chocolate



De la tarta tonta de queso he hecho diferentes versiones, todas deliciosas pero la que os traeré la semana que viene es el no va más de las tartas tontas de queso ;) 

La variación de esta es la base de las galletas que son de chocolate y esta toda la tarta cubierta de las mismas. Tiene un toque dulce y salado porque le puse un poco de mantequilla con sal.


Se pueden hacer de dos maneras, con mermelada comercial o con mermelada casera. Con la comercial esta bien pero con la casera......os podéis imaginar lo buena que esta.

En este caso la cubrí de mermelada de fresas que le dió su toque a la tarta.

Con los ingredientes básicos de la tarta tonta de queso y haciendo variaciones e introduciendo nuevos ingredientes salen unas tartas que hasta los más tontos quieren probarlas ;)


Ingredientes Base Galletas:

-350gr galletas de chocolate
-135gr mantequilla
-35gr mantequilla con sal
-50gr azúcar moreno

Ingredientes Relleno:

-200ml nata repostería
-200gr azúcar
-600gr queso de untar
-1 paquete preparado para flan (4 personas)
-4 hojas de gelatina

Preparamos un molde desmontable con papel de horno en la base.

Trituramos las galletas, bien poniéndolas dentro de una bolsa con cierre y machacándolas o bien con un robot de cocina. Siempre las apaleo como digo yo, me desestresa ;) y me gusta que quede con trocitos, sin que este del todo la galleta molida. 

Mezclamos con la mantequilla normal y con sal derretida y el azúcar moreno, quedará como arena de playa. Pasamos la mezcla a la base de la tarta y las paredes de molde, os podéis ayudar de una cuchara o con los mismos dedos.Metemos en el congelador, mientras preparamos el relleno.

Hidratamos la gelatina en agua.

Deshacemos el sobre de flan en la nata.

Ponemos el resto de  ingredientes en un cazo a fuego medio removiendo sin parar junto con la nata y vigilando que no se queme. Subimos el fuego y seguimos moviendo sin parar durante unos 10 minutos o hasta que arranque a hervir. Retiramos, escurrimos la gelatina y la añadimos.

Vertemos la mezcla en el molde y dejamos reposar unos 10 minutos para que se vaya la calor. Introducimos en la nevera mínimo 6 horas o mejor de un día para otro.

Al día siguiente ponemos la mermelada de fresa por encima, desmoldamos y estará lista para comer!