sábado, 19 de diciembre de 2009

Pestiños....cocinando con mi madre

Si tuviera que decidirme por un solo dulce de todos los que he hecho durante los dos años del blog, sin duda elegiría este! ¿Por qué? Porque lo hicimos mi madre y yo juntas.

El viernes pasado por la mañana, como cada viernes me fui al barrio donde me he criado ha hacer la compra semanal y después de ir con mi madre a comprar nos enfrascamos en la cocina para hacer estos dulces pestiños tan típicos en mi casa que recuerdo desde que tengo uso de razón.

La mañana fue muy entretenida, no solo porque estuvimos cocinando juntas mi madre y yo, sino porque recordamos un montón de cosas de cuando eramos pequeñas, mis tías que venían cada año a casa para hacer pestiños (llegaban a preparar hasta 10 kilos de harina para la familia, vecinos y amigos!), de mi queridísima y añorada abuela Manuela (el olor de los pestiños me hizo estremecer el corazón porque parecía que estaba allí con nosotras), mi abuela Ana que era muy golosa y siempre esperaba esta época para que mi madre se los hiciera, mis hermanas y yo cuando eramos pequeñas y queríamos meternos en la cocina ha hacer pestiños (aunque casi nunca nos dejaban, jajajaa, recuerdo que al final del día nos dejaban hacer alguno, yo siempre hacía uno con forma de caracol), a mi padre con el aceite de oliva que traía de sus viajes, pero sobretodo, sobretodo, recuerdo a mi madre, a mi abuela Manuela y a mis tías haciendo pestiños sin parar para todos, habían montañas y montañas de ellos!

Por fortuna, este año he podido prepararlos con mi madre. Y casualidades de la vida, ese mismo día mi hermana Montse sin saberlo que estabamos haciendo pestiños, llamó a mi madre para que le diera la receta de estos! Que casualidad verdad? Seguro que fue telepatía!



Ya sabéis los que me seguís asiduamente que mis padres para mi son mis pilares, mi madre es mi MADRE y me siento muy pero que muy orgullosa de ser su hija! Ella me ha enseñado muchos valores en la vida, cosa de la cual mucha gente joven (y no tan joven) carece hoy en día, los valores son muy importantes para ser una buena persona y no fallarte a ti mismo.

Eso si, mi madre es como yo, o más bien, yo como ella porque no le gusta que nadie entre en la cocina a tocarle nada, jajaja, me teníais que haber visto diciéndole que esperara que tenía que hacer la foto, cuantos gramos había utilizado, ella: no sé hija a ojo, jajajaja, y yo: mama no podrías tener un blog, jajajajaja, no puedes poner a ojo, tienes que dar los pesos exactos y cuantas más fotos hagamos mejor porque así es más sencillo de hacer. Así que ya me veis corriendo detrás de ella para hacer fotos (y para colmo no tenía pilas!), mirando que había utilizado (un vaso, un cuenco, una cuchara, etc...para poder calcular los pesos y medidas) en fin, toda una odisea, jajajaja.



Los pestiños son típicos en Navidad en la parte del Sur, mi madre como buena extremeña los hace para estas fechas, este año la receta pasó a mi y de mi a todos vosotros! Espero que los hagáis y disfrutéis tanto como lo hicimos mi madre y yo!
Ingredientes:
-1 cáscara y media de naranja seca (la cortáis unos días antes y la dejáis secar)
-2 palos de canela
-2 cucharaditas de anisetes
-1kg de harina de panadería
-ralladura de un limón
-300ml aceite de oliva frito
-300ml vino blanco
-250ml anís
-100gr azúcar (podéis echarle más pero con el azúcar del rebozado será suficiente)
-más azúcar para rebozar
-3 cucharaditas de canela molida
-aceite de oliva para freír
Primero de todo en una sartén ponemos el aceite de oliva virgen extra con las cáscaras de naranja y los palitos de canela, lo dejamos a fuego bajo para que el aceite se vaya aromatizando, al cabo de 10 minutos echamos los anisetes, retiramos y dejamos enfriar por completo el aceite.
En un bol grande ponemos la harina junto con la ralladura del limón.
Después añadimos el aceite que tendremos que colar, el azúcar, el vino blanco y el anís.
Mezclamos todo bien hasta obtener una masa firme y que no se pegue. Si veis que queda seca podéis ir añadiendo un poco más de aceite, vino blanco y anís, hasta que tenga una consistencia firme pero no seca.


Y después de esto viene el gran palizón! Tenéis que estar durante una media hora amasando sin parar. Suerte que eramos dos y nos íbamos turnando que sino acabas con las manos echas polvo! Fijaros en mi cara de esfuerzo, jajajaja, y eso que en la foto de la derecha no me veis con la rodilla apoyada en el armario para hacer más fuerza, jaajajajaja. Y mirar a mi madre! Ella tan tranquila amasando igual que si estuviera jugando con plastelina, esta claro que la experiencia es todo un grado!

Una de las anécdotas que recordamos era a mi abuela Manuela diciendo a mi madre (era su madre): Trae pá cá niña que no tienes fuerza, esto se hace así con los puños, jajajaja.
Con ayuda de los puños tenéis de dar pequeños golpes a la masa e ir dándole pequeños giros. Pasada la media hora de amasado dejar reposar en un lugar sin corrientes y tapado durante una hora.

En esa hora podéis comer, descansar, lo que queráis.
Ahora pasamos a darle forma a los pestiños.
Cogemos pequeñas cantidades y hacemos bolitas, con ayuda de la palma de la mano hacemos cilindros y los aplastamos. Los ponemos en un rallador y con la misma palma apretamos para que la masa quede más fina (los pestiños suelen ser muy pero que muy finitos pero en casa nos gustan más gorditos). Marcamos en el rallador y les damos media vuelta.

Cuando tengamos una tanda de pestiños lista los freímos en abundante aceite de oliva caliente, hasta que estén doraditos.
Los pasamos a un plato con papel de cocina, de esta forma absorvera el aceite restante. Los dejamos templar un poco y los rebozamos por la mezcla de azúcar y canela que habremos preparado. Y estarán listos para comer!

Cuando estén todos hechos solo tendréis que hacer paquetitos para regalar a toda la familia, vecinos y amigos porque sale mucha cantidad!
Espero que hayáis disfrutado tanto como lo hice yo con mi madre :-)

19 comentarios:

Begoña dijo...

Qué receta tan entrañable!!!!
Por aquí los pestiños son uno de los dulces más típicos, pero yo nunca los he hecho. Los tuyos tienen una pinta deliciosa y solo por toda la historia que acumulan tienen que estar divinos.
Yo he ayudado mucho a mi madre en la cocina y son recuerdos imborrables...
Por cierto, ya te he publicado la ensalada...para la dieta...
Un saludo, Begoña

Carmen (Dulces bocados) dijo...

Me has hecho recordar la de dulces que hacía yo también con mi madre y estos pestiños era uno de ellos, junto con las roscas, las flores, etc,etc, bueno, creo que estas fiestas volveré a hacer algo con ella, ya toca. Me encantan los pestiños, nosotras lo hacíamos cubiertos de miel. Me llevo unos cuantos. Besitos y Feliz Navidad.

Lidysan y Marcos - Los Mol dijo...

Que entrada tan amorosa ¡¡que guapa estáis haciendo esos pestiños tan ricos. Esos momentos son de los que no se olvidan. COmo dice Begoña aquí en muy típico y en este época todo el mundo a hacer pestiños. es que están buenos eh¡¡¡¡¡¡¡Os mandamos un fuerte beso y os deseamos una felizz navidad preciosa.

pindorina dijo...

Seguro que riquisimos!, pero por toda la historia que tienen, mas buenos aún.
Felices fiestas guapa!!
besitos

Pilar dijo...

JaaaaaJaJaa como me recuerda la historia.... ¿ama cuanto le pones de..x)pues no se "a ojo" jajaaja.
Pero siempre le sale todo en su justa medida.
Nunca he hecho pestiños los probare algún día, espero poder hacerlos con mi amatxu o con mi suegri que también es muy buena cocinera.

Yolanda dijo...

¡Qué pestiños! Siempre me han gustado mucho, tanto como seguro a ti compartir ese momento con tu madre. ¡Cuánto une la cocina a la familia! Tu madre, como la mía, y tantas, usan "el ojo" para cocinar, y es que es natural: antes no había básculas ni demás artilugios, y todo, a ojo.

Un besote y Feliz Navidad.

Pedro dijo...

Da gusto ver a una persona hablar con tanto cariño de su madre.
Pues aquí mi mujer, que también es extremeña, ayer hizo dedillos y hoy nos hemos "puesto las botas" para desayunar.
¿Cambiamos unos pocos...?
Besotes.

Anónimo dijo...

Que momentos mas bonitos nos has regalado!, me has emocionado! los pestiños tienen que estar mmm riquisimos , se les ve a simple vista , asi que , probarlos debe de ser todo un lujo!

la recetas muy bien explicada , incluso el modo de realizarlo , gracias! porque asi es mucho mas facil ;)

petonents.

Esther

Rocio (Piuchi) dijo...

¿te puedes creer que me he emocionado y todo? es que estas recetas de toda la vida no se pueden perder, evocan miles de recuerdos que provocan nostálgia y luego esa peazo de MADRE que tienes, que me encanta esa foto de las dos juntas, tu madre llena todo con esa sonrisa y tu lo mismo, se te ve feliz y éso me alegra muchísimo.No he probado nunca los pestiños pero tienen una pinta muy buena y con todo el cariño que los habéis hecho seguro que han sido un triunfo!! un beso enorme para las dos, que sois dos peazo de mujeres, no cambieis nunca!!

laviana ( Fely) dijo...

desde luego esta es una receta con muuuuuuuuuucho AMORR!!! preciosas fotos niña!!! os felicito a las dos por esa union que la disfruteis muchíiiisimos años!!
Bixinos wapa y felices fiestas.

Titaniii dijo...

Hola Penny!!! Yo también he disfrutado leyendo este post, conociendo a tu mami y viendo estos pestiños tan buenos!!!
No me cabe la menor duda que esa mañana la recordarás durante mucho tiempo, no sólo por cocinar juntas, si no también por el rato tan maravilloso de comentar, hablar y reir juntas!!! Esos momentos son inolvidables!!! Y felicito a tu mami por crear una persona tan buena, creativa y dulce como tú.
Ahora te deseo que pases una Feliz navidad, y que pronto te veamos como ganadora del concurso canal cocina. Yo estaré ausente unos días, pero el lunes me conectaré para ver cómo ha ido!!!
Ay que nervios!!!!
Un beso y much´çisimas felicidades.Y recuerdos a Quimet!!!

Inmaculada (Adi) dijo...

Aparte de generosa, eres afortunada. Tienes a tu madre y eso es una suerte infinita. Te la mereces.

Os deseo de corazón lo mejor para estas Navidades y que el próximo año sea más amable con todos, que tengáis salud y amor y siempre un buen amigo al lado para compartir lo bueno y superar lo malo. Que las penas sean pocas y breves y las alegrías infinitas.

Un abrazo enorme de vuestra amiga Adi.

Dely dijo...

Que receta tan maravillosa y además acompañada por tu madre que suerte.Estas recetas antigüas al final son las que más nos gustan.
Un besín.

recetasdemama.es dijo...

Qué suerte tienes... es estupendo poder compartir aficiones con tu madre y aprender de ella

Felices fiestas

Ana

belenuka dijo...

Ainsssss...niña,qué momentos más bonitos...cocinar con mamá un postre tan tradicional en tu casa familiar...Me gustó mucho verte así de contenta y radiante, estás feliz de la vida. Orgullosa de la madre que te parió, qué razón tienes, dónde se están quedando los verdaderos valores, como la buena educación y el respeto por uno mismo y hacia los demas?
Sigue adorándoles porque se merecen eso y mucho más por haber traido al mundo unas personas tan buenas de corazón y con esa personalidad tan entrañable. Me gustó muchísimo este post, no sólo por la receta de los pestiños(que tengo que tomar buena nota para probarlos en familia también), sino, por la manera tan bonita de hacernos llegar a tod@s lo importante que es poder compartir aún, a pesar de no vivir ya con nuestros padres,estos momentos tan reconfortantes con ellos, cocinando y recordando anécdotas de la infancia, que a menudo no recordamos, pero que para ello aún están ahí con nosotr@s para volver a revivir bonitos momentos...es una pasada Penny. Felicita de mi parte a tus padres, en especial a tu madre, porque pueden estar orgullosos de su hija(y resto de herman@s), ya que seguro heredaste todas las buenas cualidades como persona que se pueden desear hoy día, eso es, un tesoro guapa.
Que me ha encantado leerte nuevamente, y ver que tanto tu como tu madre hayaís disfrutado tanto juntas cocinando esos deliciosos pestiños, y encima somos unos privilegiad@s, por haber compartido vuestra sabiduría, buen hacer y el cariño y respeto que os teneís la una a la otra, con tod@s nosotr@s.
Y que estás guapísima!!!
Cuídate mucho Penny, y recibe un besazo de mi parte.
Disfruta en estas fiestas de tu familia y amigos, porque te mereces todo lo bueno.
Besos amiga.

margot dijo...

Me prestas a tu madre un ratito.
Por dos cosas por sentir el calor de tu madre, y hacer esos deliciosso pestiños de ella.
Un gran abrazo alas dos.
Margot

Anónimo dijo...

Despues de disfrutar de un dia tan Estupendo de tu compañia me a gustado y emocionado mucho ver la cantidad de amigos que tienes y tu madre tiene mas suerte de tenerte a ti: Eres un AMOR de hija y junto con tus hermanas y tu padre sois lo que mas quiero en esta vida Perdon me olvidaba de mis tres NIETOS:
Muchas Gracias por los comentarios que habeis dedicado a mi hija i ha mi

Muchisimas Gracias por Todo

Un saludo, ANA

Unodedos dijo...

Como bien dices este dulce es del sur, y no he tenido la suerte de probarlos, que mejor ocasión teniendo esta receta familiar, gracias por ofrecerla.
Me alegra que tengas una relación tan cordial con tus padres y que estéis tan unidas tú y tu madre, son momentos que siempre quedarán :)
Los pestiños han quedado preciosos(comparados con los de libros eh!
Besiños y Feliz Navidad!!!)

pindorina dijo...

Hola ana!!
solo tengo el gusto de conocer un poquito a tu hija penny, y si, es un Amor, fruto del Amor que habeis puesto en criarla, asi que el mérito es de los papis!!
Besitos y felices fiestas!!