viernes, 18 de abril de 2014

Bunyols de L'Empordà


Sin duda uno de mis buñuelos preferidos, de momento! Ese sabor de los granos de anís, junto con ese sabor a limón, uuummmm se me hace la boca agua. El único inconveniente es que se ponen duros al tercer día, bueno eso si os llegan claro, jajaja, pero nada que no se pueda solucionar haciendo un pudding y aprovechando los pocos que os puedan quedar. 

Esta receta es típica de L'Empordà, allí los llaman Brunyols. Es de esas masas densas que se trabajan con las manos. Espectacular vamos!

Con esta receta me despido hasta después de Semana Santa. Os traeré la mona de Pascua de este año, a ver como la hago que todavía no lo tengo muy claro! Que lo paséis bien!


Ingredientes:

-600gr harina fuerza
-2 huevos
-110gr azúcar
-15gr levadura fresca panadero
-300ml leche
-66gr licor de anís
-30gr manteca de cerdo ibérico
-10gr de matalauva
-1 cucharadita de sal
-azúcar para rebozar
-aceite de girasol para freir

Calentamos un poco de leche, no mucho solo que este templada y deshacemos la levadura, reservamos.

En el bol de la amasadora ponemos la harina, la sal, el azúcar, el anís, los huevos, los granos de matalauva y mezclamos todo a velocidad baja con la pala. Vamos incorporando poco a poco la leche que no has quedado y en mitad del amasado añadimos la leche y la levadura y la trabajamos con la amasadora hasta que nos quede una masa elástica.

Terminamos de trabajar la masa en el mármol con un poco de aceite para que no se pegue y la vamos amasando durante unos 5 minutos. 

Ponemos en un bol engrasado de aceite a reposar hasta que duplique su volumen, unas dos horas más o menos.

A continuación en una sartén amplia ponemos el aceite de girasol a calentar, no tiene que estar muy caliente ni muy frío, a una temperatura media.

Vamos cogiendo pequeñas porciones de masa y hacemos bolitas del tamaño de una nuez, a continuación hacemos un agujero en el medio y vamos friendo en el aceite. Se tienen que hacer muy bien, de lo contrario os quedarán crudos por dentro. Una vez estén hechos los pasamos a una bandeja con papel absorbente y después por azúcar.

Dejamos templar un poco y estarán listos para comer!

Feliz Semana Santa a todos!


1 comentario:

Ana Martín dijo...

Qué buena pinta! Hace siglos que no los como :P

Bss
Con Especias