miércoles, 23 de abril de 2014

Rosas de Lenguas Dulces


He abierto en el blog una nueva etiqueta "Ideas con Gominolas" porque os iré publicando diferentes ideas para hacer con ellas, ya que son muy versátiles.

Hoy es Sant Jordi en mi tierra, para mi un día muy especial por eso os traigo esta idea tan dulce, unas rosas hechas con lenguas de colores. Aún estáis a tiempo de poder hacerlas y regalarlas a vuestras parejas, familia o amigos, venga que solo tenéis que comprar las lenguas y seguro que todo lo demás lo tenéis en casa.


En concreto este ramo se lo preparé a mi hermana Anabel que el pasado 3 de Abril cumplió 40 años. En mi familia nunca han faltado las rosas en los cumpleaños, por eso se me ocurrió preparar este ramo dulce.

Mi hermana Anabel es mi referente. Siempre me he fijado en ella y siempre he querido seguir sus pasos. Es una madre ejemplar, sin duda alguna.

Es tímida y callada, somos muy diferentes. Parece sería pero no lo es, simplemente es tímida. Guardo muy buenos momentos con ella de nuestra niñez, adolescencia y podríamos decir madurez, jajajaja. 

Guardo muchos, muchos recuerdos con ella pero me quedo con uno en especial. Cuando Topanga nació tuve complicaciones en el parto, muchas, demasiadas pero no voy a hablar de eso porque aún me entristece. Ese día fue complicado, largo y duro pero ahí  estaba mi hermana mayor. No podía moverme y fue ella quién con mucho cariño y cuidado enseñó a Quimet a cambiar el pañal a Topanga. Fue ella quien eligió la primera ropa de mi niña, fue ella quién estuvo en todo momento conmigo a mi lado, pero el momento que nunca olvidaré fue ver como mi hermana me peinaba y me recogía el pelo con tanto cariño y mimo, puede parecer una tontería pero ese instante lo guardo en mi memoria para el resto de mi vida. Me recordó cuando eramos pequeñas y ella al ser la mayor cuidaba de mi, me pareció un momento precioso.

Gracias hermana por eso y por todo lo que te debo en mi vida, eres la mejor hermana mayor que jamás pude tener!


Ingredientes:

-lenguas de azúcar
-palos de brocheta
-1 maceta
-lazos de colores
-poliespan
-papel pinocho
-piedras de colores o no
-paciencia ;)

Primero cortamos el poliespan de la medida de la maceta. A continuación lo forramos con papel pinocho.

Ponemos las piedras dentro de la maceta para hacer peso, de esta forma conseguiremos que la maceta no vuelque por el peso. Encima ponemos el poliespan forrado.

Cogemos las lenguas y las enrollamos sobre si mismas, un poco, no mucho para hacer el capullo de la rosa. Después vamos girando la lengua y dándole vueltas hasta que nos quede un poco, ese último trozo lo pasamos por debajo de la rosa y pinchamos con una brocheta, así hasta hacerlas todas. 

Pinchamos las brochetas en el poliespan y terminamos decorando con un lazo y estarán listas para regalar!


1 comentario:

Ana dijo...

Que bonita idea Penny!! Me la apunto!! Por cierto,¿ sabes un secreto...? Vuelvo a las andadas con nuevo blog...