lunes, 24 de marzo de 2014

Galletas Cuernos de Vainilla



Como veis estas galletas las saqué de un libro de repostería infantil que compré a Topanga. Mi niña ya tiene un par de libros reposteros para niños :) 

La verdad que le encanta ayudar en la cocina, y no solo en la cocina, ella siempre esta dispuesta a echar una mano en lo que haga falta.

No sé si más adelante le seguirá gustando cocinar o no, de momento le encanta y pasamos ratos muy divertidos juntas. No sólo se divierten los niños en la cocina sino que aprenden muchísimo sobre los alimentos y se animan a probar lo que ellos mismos han hecho por lo que es un aliado perfecto para todos esos niños a los que no les gusta el pescado o la verdura. Probad a meteros con los más peques en la cocina y veréis lo bien  que se lo pasan y cuanto aprenden!



Ingredientes:

-1 vaina de vainilla
-100gr mantequilla
-100gr harina
-50gr azúcar
-1 yema de huevo
-75gr almendra molida
-75gr almendra molida
-azúcar vainillado (ver receta aquí)

Con un cuchillo abre la vaina de vainilla de arriba abajo y raspa la pulpa.

Trocea la mantequilla. Tamiza la harina en la encimera haz un hoyo en el centro. Echa dentro la yema de huevo. Reparte el zúcar, la sal, la vainilla, la almendra molida y la mantequilla por el borde de la harina.

Mezcla los ingredientes con una espátula y luego trabájalo todo con las manos hasta obtener una masa fina y homogénea. Envuélvela en film transparente y déjala al menos 30 minutos en el frigorífico.

Calienta el horno a 200º y forra la bandeja con papel vegetal.

Espolvorea la encimera con harina y vuelve a trabajar un poco la masa. Ve tomando las porciones y estirándolas en rulos delgados. Córtalos en trozos de 6 cm, aplánalos un poco y cúrvalos en forma de media luna. Coloca los cuernos en la bandeja preparada y cuécelos de 10 a 15 minutos.

Con cuidado, reboza en el azúcar vainillado los cuernos mientras aún estén calientes. Después déjalos enfriar en una rejilla y estarán listos para comer!





1 comentario:

Kim I.M dijo...

Estas galletitas las probé hace no mucho, y fueron un éxito tremendo. Son muy delicadas y suaves. Sin duda de mis favoritas =)
Un besote!