jueves, 14 de noviembre de 2013

Bizcocho de Dulce de Castañas


Este bizcocho es de los que te quitan el sentido y pierdes el norte, de verdad.

Cocinar con castañas, boniatos, calabazas, etc... en dulce os dejará gratamente sorprendidos.

Os aconsejo que lo hagáis en un molde cuadrado o rectangular ya que es un bizcocho que sube y necesita espacio para expandirse, yo cometí el error de hacerlo en un molde redondo porque no encontraba el cuadrado (es lo que pasa cuando tienes los moldes sin organizar :( )

Es un bizcocho de miga prieta pero húmeda, con un sabor a castañas y vainilla impresionante!

Ingredientes:

-200gr crema de castañas (receta aquí)
-6 huevos
-350gr harina
-300gr azúcar
-150gr mantequilla a temperatura ambiente
-100ml leche entera
-1 cucharadita de levadura
-azúcar glas para espolvorear

En un bol ponemos el azúcar junto con la mantequilla a temperatura ambiente, mezclamos.

Añadimos los huevos de uno en uno, hasta que estén todos integrados. A continuación, añadimos la crema de castañas y mezclamos de nuevo. Seguidamente echamos la leche con cuidado y mezclamos. Y por último añadimos la harina junto con la levadura previamente tamizadas. Mezclamos bien y vertemos sobre el molde que tendremos engrasado.

Introducimos en el horno previamente precalentado a 180º durante 40-50 minutos. Pinchamos y comprobamos que salga limpio el palillo sino lo dejaremos unos minutos más hasta que salga limpio.

Dejamos enfriar en el molde, desmoldamos, decoramos con el azúcar glas y estará listo para comer!


4 comentarios:

laurilla fondant dijo...

Me encanta! que otoñal con esos ingredientes. No sé con cuál quedarme, si con el de boniato del otro día o con éste. Besos!

AniMayo dijo...

Qué pinta más buena tiene ese bizcocho! Te ha quedado de lujo :D

Bss
*Con Especias

Naroa Calatayu dijo...

He dado un vistazo a tu blog y me ha encantado, me quedo por aquí si me lo permites. Te invito a que visites el mio http://madamenaroa.blogspot.com/, saludos desde Uruguay, Sudamerica

Tere dijo...

Un lujo de bizcocho, solo hay que ver la miga, de lo más otoñal. Un beso grande, Teresa