viernes, 6 de septiembre de 2013

Almendras Saladas Caseras


Hoy os traigo esta deliciosa receta rescatada del año 2007! La estuve buscando durante mucho tiempo, sabía que tenía las fotos grabadas en alguno de tantos cd's de fotos que tengo pero no había forma de encontrarlas y cada Septiembre quería publicarla para que los que tengáis un almendro o a los que os regalen almendras podáis hacer esta deliciosa receta.

Las encontré gracias a mi hermana Montse que me pidió una foto de cuando estaba embarazada de mi sobrino Isaïah . Llevaba tiempo diciéndome que la buscara pero como siempre no tenía tiempo para nada hasta que se aproximo la fecha de las vacaciones y tuve que buscarla si o si, no tardé mucho en encontrarla ya que era de Agosto del 2007 y buscando entre las carpetas encontré las fotos de las almendras, que alegría me dio!

La calidad de las fotos no es muy buena ya que era cuando empezaba en este mundillo y tenía una cámara la mar de normalita por lo que os pido comprensión :( pero en si lo que vale de esta receta es el procedimiento de como elaborar las almendras saladas y esta receta me la dio mi amiga Ali, compañera por aquel entonces del foro donde participaba yo y muchas personas maravillosas que siguen en mi vida, por lo que esta receta va dedicada a todos ellos y en especial para mi querida valenciana Ana!


Ingredientes:


-Almendras (tantas como tengáis)
-agua
-aceite de oliva

-sal gorda


Primero de todo cogemos las almendras del almendro, tarea dura pero super entretenida, jeje.


Ponemos las almendras en un espacio amplio y todas estiradas para que se sequen, el tiempo no sabría deciros cuando este la cáscara de fuera seca, nosotros sino recuerdo mal las dejamos una semana más o menos.

Ahora viene la ardua tarea de quitarles a todas las almendras todas las cáscaras. Cuando estén todas ponemos agua a hervir.




Cuando el agua arranque a hervir echamos las almendras durante unos 2-3 minutos apróximadamente. Colamos y con ayuda de un trapo empezamos a quitarles la piel, aquí os dejaréis los dedos! Pero vale la pena! Cuando estén todas listas ponemos abundante aceite de oliva a calentar.




Cuando este caliente vamos echando las almendras y dejamos freír hasta que se tuesten, en ese momento las sacamos y ponemos a escurrir con papel de cocina para quitarle el exceso de aceite, las salamos con abundante sal gorda, dejamos templar un poco (si sois capaces de esperar) y estarán listas para comer!

La verdad que el proceso es bastante trabajoso pero vale la pena hacerlo! Buen fin de semana a todos!




1 comentario:

MIRIAM dijo...

Que ricas las almendras saladas,y si son caseras mucho mejor,en casa gustan mucho,mi madre alguna vez que otra nos las habia hecho!y no tiene ni punto de comparacion a las compradas!
Besitos,que tengas un buen finde!